Reseña de «Un extraño caso de Diógenes»

«Un extraño caso de Diógenes» (Kaizen Editores, 2022) es el último libro de cuentos firmado por el escritor gaditano Francisco Chaparro, quien desde los años 2003/2004 viene abordando el género de terror en diferentes publicaciones. Comienza su andadura literaria con dos libros de cuentos, «Historias de la niebla» (Hélade Ediciones, 2004) y «El doble» (Editorial Cazador, 2016), pero no será hasta el año 2019 que publique en formato de libro de bolsillo y con una tirada muy limitada su primera novela corta, «Almas tras el espejo» (Hélade Ediciones). En el 2020 aparece su libro más ambicioso hasta la fecha, «El mártir», en la que combina la novela histórica con el género de terror. Para ello, toma como punto de partida un suceso real sucedido en el Cádiz del siglo XVIII: el secuestro, tortura y sacrificio terrible de un niño llamado Juan Páez, y de cuya responsabilidad se esgrimen diversas teorías. Chaparro aporta en este libro una posible solución al caso, dedicando cerca de cinco años de investigación y de trabajo en la realización del proyecto. 

Con «Un extraño caso de Diógenes» vuelve a ofrecernos una antología de quince relatos, la mayoría de ellos encuadrados en el género de terror, más el añadido final de la novela corta «Almas tras el espejo», que debido a la escasa difusión que tuvo cuando se publicó en el 2019, el autor ha decidido volver a incluir como excelente colofón al conjunto de cuentos incluidos en la antología.

Varios son los aspectos destacables de «Un extraño caso de Diógenes». En primer lugar, los referentes, que no son los habituales en un autor de género de terror, como pueden ser Stephen King, Clive Baker o los clásicos como Poe o Lovecraft, Chaparro se inspira más en autores latinoamericanos (Cortázar, Borges, Quiroga, Enríquez, Schweblin) o de la novela victoriana de fantasmas del siglo XIX. En ese sentido, son cuentos en los que los elementos terroríficos o sobrenaturales están inscritos en la cotidianidad. 

Están protagonizados por personajes normales y corrientes, fácilmente reconocibles por todos, que se enfrentan a situaciones anómalas o insólitas que rompen el normal discurrir del día a día: presencias extrañas, experiencias paranormales, viajes en el tiempo, vivencias más allá de la realidad, etc. Están narrados además con un estilo cuidado, sin atisbo alguno de improvisación, y además con un trabajo de documentación muy importante lo que dota a la mayoría de los cuentos de una verosimilitud y una gran solidez, además de una gran capacidad para transmitir atmosferas asfixiantes, presencias amenazadoras, ambientes malsanos, así como para describir situaciones violentas o agresivas, pero también mágicas y reconfortadoras.

¡Compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *