Lo que es trabajar con una adecuada herramienta

José Blas Fernández

Desde la aparición del Real Decreto Ley 463/2020, de 14 de marzo,  que declaró el Estado de Alarma para todo el territorio nacional, las improvisaciones y dudas han sido tan numerosas y tan controvertidas en el mundo de las relaciones laborales, que entre las competencias de la autoridad laboral, descansadas en las Comunidades Autónomas y las del Ministerio de Trabajo a través del SEPE, la situación han tenido y tienen en pie a millones de españoles,  donde en sus distintas fases de profesionales, trabajadores, funcionarios y quienes forman parte de las diversas administraciones, están pendientes de todo ese contexto que forma parte de nuestra sociedad civil. Sin dejar al margen la pasividad de un gobierno como el nuestro, que según todas las opiniones de expertos e instituciones se debió afrontar esta catástrofe con mayor celeridad, todo ha sido basado en mantener confinado a todos los españoles y legislar a golpe de martillo cada vez que iban surgiendo los problemas, es decir una situación que nunca se había conocido en España desde la segunda guerra mundial,  como tal desgraciado acontecimiento y menos para una sociedad como la nuestra que se creyó que  en  el siglo XXI ya no tendría obstáculos  para afrontar  todo lo que se nos ponía por delante, pero desgraciadamente el COVID-19, nos ha sorprendido y algún día no muy lejano sabremos su “nacimiento” y finalidad que ha tenido y tiene en jaque al mundo globalizado.

El gobierno ya anunció que la Reforma Laboral  del PP la derogaría, pues procedía del gobierno de Rajoy y un gobierno conservador no merecía dejar esa herencia, como si  nos  olvidásemos de la gran crisis de los años 2008 al 2012, con aborto de un rescate, producido por la mala y pésima gestión de Rodriguez Zapatero. Pero con esa tarjeta de visita iba a emprender la legislatura haciendo desaparecer todo lo que se había hecho, sin contar  que una pandemia nos dejaría tirados  en la lona del ring y sin posibilidad de levantarnos. Así ha ocurrido, se han utilizado los ERTEs por el Gobierno como herramienta “nueva” sin decir  que gracias al Real Decreto 1483/2012,  de 29 de octubre se aprobó el reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de los contratos de trabajo y reducción de jornada (BOE del 30) llevado a cabo y con acierto por la Ministra de Empleo Fátima Bañez del PP y que hoy puede contemplarse en el actual texto refundido del Estatuto de los Trabajadores. Es decir que si el anterior gobierno no hubiese puesto en marcha y con acierto esa herramienta adecuada, no podíamos haber llevado a cabo ningún ERTE  de los tramitados con un procedimiento legal y serio, como así ha ocurrido. Nos tenemos que preguntar ¿qué hubiese ocurrido de no tener esa herramienta legal?, ¿por qué no lo derogó Sr. Sanchez?. 

Al final,  como  los presupuestos del 2018 que  “nos lo comemos con patatas” hasta el 20121, pues esta herramienta o texto legal es la que ha salvado a millones de trabajadores de no verse en las colas de las «cartillas del racionamiento», pidiendo para comer o acudiendo a los comedores de las instituciones de la Iglesia católica para que nos dieran lo imprescindible mientras estábamos confinados.

Esto es uno de tantos ejemplos claros de lo que es gobernar sin sectarismo ni venganza, pensando que quienes nos precedieron lo hicieron mirando por el interés general, como así ha ocurrido y es más, la Reforma Laboral en estos momentos en vigor y también de Rajoy, durante muchos años nos la “comeremos con patatas”, porque el horizonte no puede ser más maligno y dañino para el mercado laboral y la economía española. Seamos serios y cuando las cañas se vuelven lanzas, lo mejor es ser humilde y no recurrir a la demagogia, más aún con más de 21.000 fallecidos repartidos por los distintos cementerios de España. 

José Blas Fernández Sánchez
Presidente del Consejo Andaluz de Colegios 
Oficiales de Graduados Sociales
@Jblasfernandez

¡Compartir!

2 Respuestas a “Lo que es trabajar con una adecuada herramienta”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *