“Jaque mate” al ministerio de trabajo

En un tablero de ajedrez, la expresión jaque mate es cuando el rey se encuentra amenazado y esta situación no puede cambiarse salvo que exista alguna jugada legal y resolutoria de esa situación. Por eso hoy, el Ministerio de Trabajo está rodeado de tantos problemas por resolver que no sabemos cómo la Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, va a salir airosa de tantos obstáculos, unos buscados por ella y otros sin saber quiénes se los buscan.

Acaba de pronunciarse que la reforma laboral que quiere llevar a cabo pondrá en manos de los jueces el despido y encima los encarecerá, aumentando el coste de las indemnizaciones para los contratos en fraude de ley y lo que es peor quiere reducir de tal manera la temporalidad que esa forma radical de llevarlo a cabo no tiene más salida que un encarecimiento de las indemnizaciones, pues los costes de los salarios de tramitación serán cuantiosos y el empleador se pensará muy mucho el contratar a un trabajador de forma temporal, pues ello conllevaría la modificación del art. 55 del Estatuto de los Trabajadores. Es verdad que los contratos de trabajo, en el concepto denominado temporal, hoy se pueden llevar a cabo por mínimas causas y también es verdad que muchas de las causas que se les ponen son por conceptos inciertos y muchas veces fraudulentos, lo que hace que dicho contrato esté realizado en fraude de ley, pues buscar las causas de la temporalidad para obra o servicio determinado y circunstancias de la producción no es fácil en el tiempo, pero al no existir otra herramienta para esa temporalidad ha sido la manera de contratación más acertada, aun cuando la menos coherente, por lo tanto, ya tenemos palos en las ruedas para la contratación y como es lógico para las indemnizaciones por despido que se sumaran vertiginosamente, colapsaran los Juzgados de lo Social y luego tendremos que estar atentos a la jurisprudencia que se nos avecina. En resumen, modificar lo que tenemos termina en mayor coste, nada práctico y en definitiva, una bajada en la creación de empleo y aumento de la economía sumergida que no tendrá parangón.

El Ministerio de Trabajo tiene otra patata caliente en ese jaque mate como es la subida del Salario Mínimo; algo que será un nuevo obstáculo para la contratación y como ejemplo tenemos lo manifestado por el Banco de España que dice que la subida del SMI hizo crecer menos el empleo en los salarios más bajos y aquellas subidas que han existido en el 2019 del 22%, hasta los 900 euros mensuales, dejó de crecer entre el 0,6 y el 1,1 puntos porcentuales la creación de empleo en ese año, con especial incidencia entre los jóvenes y los mayores de 45 años y no digamos los actuales 950 que han dejado de crear más de 40.000 puestos de trabajo, algo terrorífico para el crecimiento y, en definitiva, para la contratación, pues ese SMI inembargable, provoca como efecto multiplicador no solamente esa destrucción de empleo, sino que ninguna entidad financiera prestará dinero a quien luego, por motivos legales, no se los pueda devolver, al igual que otras múltiples consecuencias, como puede ser el turno de oficio y prestaciones sociales que mantienen otras administraciones.

Por último y una vez más el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) pasa por un ciberataque, tres meses después de ser “hackeado”, lo que pone de manifiesto que con este ataque informático las cosas no van bien y la infección que tuvo el pasado 9 de marzo se le ha vuelto a producir en sus más de 700 oficinas presenciales y telemáticas. En resumen, volveremos a comprobar que muchos trabajadores que están en ERTE retrasaran el cobro de sus prestaciones y el coste que tuvo en el ciberataque de finales del 2019 que costó 15 millones de euros, o tendremos que abonar de nuevo en la misma cuantía o según lo que quieran pedir quienes tienen la llave para la normalidad los servicios, previa coacción de pagos millonarios. En resumen, el jaque mate del Ministerio de Trabajo está aflorando por día y los frentes para darle soluciones no son nada fáciles y menos si se actúa creyendo que presionando a las empresas que crea empleo se arreglan los problemas, cuando es todo lo contrario. Es decir, dándoles facilidades, ayudándolas en su contratación, fortificando la formación profesional y manteniendo un empleo estable para que las mismas puedan progresar, porque si no existen empresas, no nos engañemos, no existirán ni contratos ni trabajadores con empleo. Por ello, la Ministra debería ser más prudente en sus manifestaciones públicas y no lanzar globos sondas que a la larga están perjudicando gravemente el mundo de las relaciones laborales, pues con tener contentos a los sindicatos, a los que les han dado un 56% más de subvenciones en este año, eso no arregla nada y encima pone “en órbita” a millones de españoles que no tienen trabajo.

Fdo.: José Blas Fernández Sánchez.

¡Compartir!

4 Respuestas a ““Jaque mate” al ministerio de trabajo”

  1. Esta clase política que nos desgobierna, piensa más en réditos políticos y electorales y en las necesidades reales de la.sociedad. Gracias a la reforma laboral del 2012 se crearon millones de puestos de trabajo y contribuyo a dinamizar la economía y flexibilizar en encorsetado mercado laboral español. Ahora Yolanda Díaz, antes que ministra abogada sindicalista, quiere dar marcha atrás a lo andado a pesar de las recomendaciones que en sentido contrario hacen todos los organismos tanto nacionales como internacionales. Esperemos y confiemos que las instituciones europeas frenen este sinsentido y se rwforme lo realmente no funciona, la temporalidad de la contratación creando un contrato único con una indemnización ascendente, instaurar la mochila austriaca y modernizar la formación profesional y las políticas activas de empleo. Como siempre D. José Blas tan acertado en elegir los temas de sus artículos. Enhorabuena!!

  2. Cada que vez que algún Ministro sale a la palestra es para que temblemos todos. Es un despropósito y un Gobierno sin rumbo que nos deja a la deriva en todos los sentidos. Jaque Mate a España entera con este Gobierno que se va a cargar España!!! Enhorabuena por el artículo José Blas que como siempre es de actualidad!!!

  3. Desde luego la subida del salario mínimo ha sido una metedura de pata de banco de las grandes. Lo dice el Banco de España y la inútil política de esta ministra, insiste en aumentarlo más. ¿Sra ministra quien paga eso usted? Pues lo pagan las pequeñas empresas que están asfixiadas y no pueden más. Déjese de demagogia que ud tendría que haber sido antes de ministra empresaria o trabajadora y así vería esas consecuencias. !! Váyase ya que esto va de culo!!!

  4. La Sra MInistra de Podemos, debería planificar mejor el MInisterio de Trabajo, no tiene ni idea de lo que lleva encima y para colmo como siga así con solo palabrerías, se va a quedar sin ministerio y sin funcionarios. Se ve que ni sabe gestinar nada y los parados le salen por los oidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *