El cabo del fin del mundo: Oda a una tierra mágica, Finisterre

Hoy os traigo un libro que se publicará el 30 de Agosto, día en el que saldrá a la venta para llenar cualquier librería y llenarla de magia.

Magia, porque entre sus páginas se esconden personajes fantásticos, lugares hermosos y maravillosos, que unidos entre sí, forman una trama que respira magia en cada una de sus letras.

Sinopsis: “Ellos llegaron desde una galaxia muy lejana… para salvarnos. En el espacio profundo, un agujero negro ha colapsado. La Tierra arderá y nuestro sistema solar desaparecerá. Mientras tanto, en Galicia, un grupo de antropólogos encontrará un extraño petroglifo, que hará que descubran un secreto escondido durante milenios. Ese secreto les llevará a los confines del cosmos en busca de respuestas, en un universo donde nada es lo que parece. Nuestro planeta se extingue. ¿Podrán salvarlo?”

G. Vicente-Arche, es ese corazón que ha escrito El cabo del fin del mundo, que tras hacer su sueño realidad publicándolo, y, seguramente, un poquito nervioso y emocionado por su ya inminente publicación, nos regala hoy unas palabras para La Alternativa. 

Como siempre os digo, os dejo con el. No perdáis la oportunidad de haceros con este libro tan mágico:

  • Cuéntanos un poco quien es G. Vicente- Arche. ¿Qué te define?

Una persona normal y corriente, con sus sueños, con sus ideales,…, de esas que piensa que con buena voluntad, cariño y respeto, es posible hacer de este mundo un lugar mejor para vivir.

  • ¿Cuándo y cómo empezaste a escribir?

Pues la verdad es que tuve una época en que escribía muchos informes técnico-económicos para la multinacional en la que trabajaba (soy economista), pero nunca se me había ocurrido escribir una novela. Fue en esos tiempos oscuros, en los que por culpa de la pandemia nos encerraron en casa, cuando me animé a plasmar esta historia.

  • ¿Cómo surgió “El Cabo Del Fin Del Mundo: Más allá, solo el mar y las estrellas”? ¿Cómo dijiste “voy a empezar a escribir esto”?

Son sueños que de forma reiterada se han ido acumulando en mi cabeza desde que era adolescente. La existencia de un universo compuesto por infinidad de razas y repleto de vida que se ve amenazado por extraños y antiquísimos entes,  y de cuya durísima lucha, con  incierto resultado, dependerá el futuro del universo. Esta es la esencia de toda la saga “El Cabo del Fin del Mundo”, de la que este libro es tan sólo el primer volumen. 

Quizás sólo sea fruto de una imaginación desbordada, dado que me encantan los libros y las películas de ciencia-ficción, aunque también podría haber algo más misterioso en toda esta historia. Cuando empecé a realizar los post de Instagram para promocionar el libro una persona me preguntó por privado que cuando sucedería, que en qué momento los extraterrestres se comunicarían con toda la humanidad. Le comenté que era un libro de ciencia ficción, un sueño que se repetía con cierta asiduidad en mi cabeza. Él me respondió muy seguro de sí mismo “no te confundas, ellos pueden entrar en tus sueños y mostrarte aquello que quieren que conozcas”.

Quizás todo esto podría quedarse simplemente en la extravagante opinión de una persona, pero en honor a la verdad he de confesar que yo mismo viví una insólita experiencia cuando era muy joven. Una de esas en la que se quedaron fuera de mi memoria un par de horas que no recuerdo, una fría noche de otoño en los desérticos caminos de un pueblo a las afueras de Madrid. Quiero pensar que me perdí en la espesa niebla de la noche con mi pequeña motocicleta, aunque siempre me han asaltado dudas de lo que sucedió. 

Con la llegada de la pandemia alguno de esos sueños volvió a reproducirse con cierta frecuencia, por lo que poco me tuvieron que animar para escribir esta historia y compartirla. 

  • ¿Por qué ese (precioso) escenario? ¿Por qué ambientar tu libro en Galicia?, que a mí, personalmente, me ha encantado, conozco Finisterre de pequeña, y he ido cientos de veces, pero ahora mismo, hace que no viajo físicamente a ese sitio tan mágico, pero he viajado con tu libro.

Ese fue el primer escollo que me encontré a la hora de escribir, pensaba que tenía una buena historia que compartir pero no tenía claro en qué lugar del mundo tenía que empezar a desarrollarse, y mira que no me faltaron ideas. Me encanta todo lo relativo a las civilizaciones antiguas, los mitos y las leyendas que las rodean, y además he viajado mucho, y en cada sitio que he visitado siempre he intentado imaginarme qué es lo que sentirían las personas que se encontraban allí en ese momento en su época de esplendor. 

Temblé de emoción cuando entré al interior de la gran pirámide de Keops, me he sentido como Howard Carter a la puerta de la tumba de Tutankamon, he notado el especial magnetismo que tiene la cima de la gran pirámide del sol en Tehotihuacán, he sentido el infinito poder de los reyes mayas en la cima del Templo de Kulkulklán en Chichen Itsá y me he sentido envuelto de una magia especial oyendo fragmentos del Mahabharata al guía local mientras admiraba la inconmensurable belleza del Taj Mahal.

No obstante, ninguno de estos maravillosos sitios me encajaba para empezar a contar mi historia. Entonces me puse imágenes de mapamundis antiguos sacados de internet y empecé a preguntarme: “Si yo fuese un extraterrestre y hubiese llegado hace miles de años a la Tierra, ¿en qué sitio me establecería, que fuese el mejor lugar posible y que no tuviese contacto con la población local? Y en seguida me di cuenta que solo había un lugar en el mundo tan mágico y maravilloso donde me hubiese establecido, y ese era frente a las costas del Cabo Finisterre. Ese extraordinario paraje donde cada atardecer el mar engullía al astro sol y en cuyas profundas aguas habitaban enormes monstruos, previos a la caída por una cascada infinita. Ese era el fin del mundo… y el principio del resto del universo, el sitio ideal para empezar una aventura como ésta.

Sin ofender a cientos de  lugares maravillosos que existen repartidos por el mundo, la Costa da Morte ofrece uno de los paisajes más bellos que he conocido, donde sus acantilados combinados con esas extraordinarias playas de arena blanca y rodeados de bosques, hacen de esa parte de Galicia un lugar de ensueño, todo ello acompañado por el hipnótico sonido del romper de las olas contra las rocas. Además, como extraterrestre, al igual que cualquier humano, buscaría un sitio donde pueda obtener una comida deliciosa, y no nos engañemos, en Galicia se come de maravilla.

Según leía más y más cosas sobre el Cabo Finisterre, empecé a darme cuenta que encajaba muy bien con ciertas partes de la trama y me iba apasionando con el proyecto. Es como si hubiese encontrado la pieza central de un puzle de 10000 piezas, a partir de la cual toda la historia  encajaría a la perfección. 

Fue el lugar de peregrinaje elegido por el Apóstol Santiago, primo de Jesús y hermano de Juan el Bautista, el segundo Apóstol en importancia después de Pedro. Si había ciudades muy importantes en el mundo antiguo ¿Por qué eligió el Cabo Finisterre? En el libro una de las razas creadas para salvaguardar el universo es la de los Betanios. Betania es un pueblo que se cita varias veces en la Biblia, pues es donde Jesucristo resucitó a Lázaro y donde ascendió a los cielos. “El Cabo del Fin del Mundo” es algo más que una historia de ciencia ficción, es un complicado misterio que se irá aclarando según avance la trama a lo largo de los sucesivos libros. 

Además, el Cabo Finisterre es el kilómetro cero del camino más famoso del mundo, el Camino de Santiago, itinerario mágico donde los haya y cuyo recorrido pone a prueba la Fe, una virtud  muy importante que se destaca a lo largo de esta historia. Por último el nombre de Compostela, que identifica a la capital de Galicia (Santiago de Compostela), viene del latín “Campus Stellae”, que significa Campo de Estrellas. 

En definitiva, el Cabo Finisterre era el lugar ideal para comenzar esta aventura y como tributo a ella lleva su nombre: El Cabo del Fin del Mundo.

  • ¿Entonces, el libro es algo más que una historia de extraterrestres?

Si, por supuesto, hay un complicado misterio que hace que la Tierra ocupe un lugar fundamental en toda esta guerra intergaláctica. Además hay muchas referencias a ciertos sucesos y vestigios del mundo antiguo que son totalmente reales. 

Los primeros sin duda son los petroglifos. El símbolo del libro, círculos concéntricos cruzados por dos líneas, es un tipo de petroglifo real que se puede observar no sólo en Galicia, sino en varios lugares de la superficie terrestre. El mundo está repleto de petroglifos de círculos concéntricos y de espirales, algo que es muy extraño, puesto que cuando se hicieron no había contacto entre unas civilizaciones y otras.

Otros claros ejemplos serían: las Líneas de Nazca, las Pirámides de Egipto o los textos sagrados del Mahabharata en la India. Quienes escribieron la Historia de la humanidad, siempre han intentado quitar la intervención de los extraterrestres de la ecuación, cuando la lógica apunta a que si consideramos que ellos llegaron hasta este planeta, ciertas interrogantes del mundo antiguo serían más fáciles de contestar. 

De las Líneas de Nazca se ha dicho que podría ser un calendario agrícola, pero ¿qué pueblo dedicaría tan enormes recursos viviendo en un desierto, trabajando en unas descomunales figuras que solo son visibles a una elevada altura, sino fuera importante y fundamental para ellos? Lo más lógico es pensar que se hicieron para ser interpretadas por alguien que pudiese verlas desde el cielo.

Dicen que la Gran Pirámide de Keops tardó en construirse un periodo mínimo de entre 35 y 50 años.  Yo, si hubiese sido el Faraón Keops, me hubiese construido una bonita tumba en el valle de los Reyes, pues pensad que si el faraón hubiese muerto antes de tiempo, y en aquella época la esperanza de vida no llegaría a los 40 años, la pirámide se hubiese quedado inacabada, pues todos los faraones cuando llegaban al poder abandonaban el proyecto anterior y empezaban a construir su propia sepultura. Además, las tres pirámides de la meseta de Gizah no encajan con el resto de construcciones funerarias del antiguo Egipto.

El libro del Mahabharata es un compendio de poemas de la India que tiene más de 2500 años de antigüedad. En él se recoge cómo hombres venidos de las estrellas pilotaban unas naves voladoras que llamaban Vimanas. También recoge los efectos devastadores en los seres vivos de una explosión nuclear, algo que el resto de la población mundial descubrió tras del lanzamiento de la primera bomba atómica en 1945, es decir, 4000 años después.

No sólo he utilizado mis conocimientos de civilizaciones antiguas, sino también he aplicado la lógica a ciertos conceptos de física planetaria. Aunque el ser humano pudiese viajar a la velocidad de la luz, esta sería insuficiente para descubrir un universo que se encuentra a millones de años luz de nosotros. Quizás no haya que plantearse a qué velocidad viaja la luz, sino a qué velocidad viaja la oscuridad. Conocer el funcionamiento de la materia y la energía oscura será el próximo gran tema pendiente de la humanidad si se pretenden realizar algún día viajes interestelares.

Por último, y además es parte fundamental de la trama, empieza a vislumbrarse lo que existía antes del Big Band, antes de la creación del universo. Muchas teorías apuntan a que no existía nada, pero la lógica dice que no es posible crear algo de la nada, tenía que existir algo, una fuerza descomunal que permitiese la creación del Universo tal y como lo conocemos, pero quizás no hemos avanzado lo suficiente para poderlo intuir. Al fin y al cabo, somos una raza joven dentro del universo y nos queda muchísimo por avanzar y por descubrir, y si no paraos a pensar un momento cómo reaccionaría un genio como Da Vinci si viese surcar en los cielos un Boeing 747. Hasta él dudaría de que si lo que había visto era cierto.

  • ¿Cuánto tiempo tardó en nacer este libro? Es decir, desde que escribiste la primera palabra, hasta que dijiste este es el “final”, ya no hay más (por lo menos en este libro)

 El primer borrador lo escribí en aproximadamente mes y medio. Me puse como rutina levantarme a las cinco de la mañana y empezaba a escribir acompañado de un inmenso tazón de café con leche, algo que me dio bastante buen resultado.

El final me lo sugirió la Editorial, diciéndome que ya era hora de dejar de realizar pequeñas modificaciones al texto y preparar su publicación y lanzamiento. En total habré leído y corregido la obra más de 50 veces, y probablemente si ahora tuviese la oportunidad haría alguna que otra pequeña modificación, pero creo que llegó el momento de publicarlo y darlo a conocer al mundo tal y como está.

  • Cuéntanos algo sobre la portada, si la elegiste tú, si te ayudaron… cuéntanos algo.

Sí, claro que me ayudaron, no hubiese sido capaz de hacerlo solo. Sin la ayuda de un reducido grupo de personas este proyecto nunca hubiese visto la luz, y por supuesto nunca hubiese salido con una portada tan extraordinaria. Desde aquí enviarle mi más sincero agradecimiento al diseñador gráfico D Julio César Fernández Mariscal por su infinita paciencia, y sobre todo por aguantar nuestras modificaciones durante las semanas que empleamos en la maquetación y el diseño de la portada.

  • ¿Cómo es ese momento, en el que ves tu libro, por primera vez, en físico en tus manos?

Muy emocionante. Aunque ya te digo que mi primer impulso fue volver a revisarlo otra vez para comprobar que todo había salido bien, un problema derivado de ser bastante perfeccionista. Pero una vez superado ese primer impulso, te paras a verlo con tranquilidad y sientes ese extraño cosquilleo de felicidad, que te hace pensar que el esfuerzo y las horas empleadas en el mismo han merecido la pena. 

  • ¿Conocía alguien tu “secreto”? ¿Quién te ha acompañado en tu “viaje” escribiendo el libro?

Como te comentaba antes, solo un reducido grupo de personas conocía este proyecto cuando lo empecé, y sin ellas esta historia hubiese continuado siendo sólo un sueño. Entre que soy muy reservado y no tenía muy claro como saldría no se lo dije prácticamente a nadie, y aun así todavía hoy en día hay muchas personas de mi círculo personal y familiar que no conocen  lo que he escrito,   será una sorpresa.

  • Cuéntanos una anécdota sobre el libro, la que quieras (ya sea mientras escribías, ya publicado, lo que sea)

Con este libro he empezado a creer más firmemente en las meigas. Cuando me imaginaba una escena y empezaba a escribirla,  paulatinamente empezaba a contar otra cosa totalmente distinta a la que había pensado. Es como si el libro me “hablase” y quisiese ser escrito de una determinada manera. Ha sido muy extraño, pero de verdad que en ese sentido me he divertido mucho.

  • Hoy en día, tanto los libros, como vosotros, los autores, os movéis (y os mueven) mucho por las redes, ¿cómo crees que es de importante esto?, es decir, tanto que tú como autor hagas recorrer tu libro por la red, como que éste mismo baile de mano en mano y sea comentado/reseñado, que le hagan ¿publicidad quizá?, que hablen de él.

Un libro se escribe fundamentalmente por el deseo del autor de compartir una historia y entretener a los lectores, transportándoles a mundos imaginarios a través de él. Las redes han permitido que cada vez más y más gente pueda conocer el contenido de tantas y tantas maravillosas historias redactadas por sus autores, por lo que creo que las redes se han convertido en una maravillosa plataforma que ayuda a todas aquellas personas que empiezan a escribir.

  • Una pregunta que hago siempre es… ¿cuál es tu cita favorita? (puede ser de tu libro o no, tu cita favorita en general)

La del poeta Rabindranah Tagore sin duda: “No llores porque el sol se oculta, o las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”. 

Del libro me quedo con su título. “El Cabo del Fin del Mundo. Más allá, solo el mar y las estrellas”. Es un pequeño homenaje a todas aquellas personas de antiguas civilizaciones que se acercaron a contemplar esa maravillosa puesta de sol en el Cabo Finisterre y, una vez el sol se hubiera ocultado, hubieran disfrutado de un extraordinario cielo estrellado. Y como era el Fin del Mundo, de ahí el dicho: “Más allá, solo el mar y las estrellas”.

  • El Cabo del Fin del Mundo, se publica el día 30 de Agosto de 2021, y aunque quizá sea pronto para preguntarte esto, allá voy… ¿te planteas escribir un segundo libro?, si es que sí, ¿tienes una idea ya?

El Cabo del fin del Mundo es una saga, de la que su primer libro es “Más allá, solo el mar y las estrellas”. Entre revisión y revisión he tenido tiempo suficiente para escribir los borradores de la segunda y tercera parte, y un pequeño esquema de la cuarta. La historia que encierra “El Cabo del Fin del Mundo” es muy larga para contarla en un solo libro.

  • Casi casi estamos acabando, publicar este libro, para ti, es un sueño (hecho realidad), así que, anima a quien te esté leyendo mientras duda si lanzarse a publicar su libro, o a empezar a escribir uno.

Sin lugar a dudas la publicación de este libro es un sueño hecho realidad. ¿Qué sería de la vida si no fuésemos capaces de perseguir nuestros propios sueños? Hay que hacerlo, o por lo menos intentarlo. El inicio de cualquier proyecto nunca es  fácil, pero cuando lo consigues das por bueno todo el esfuerzo invertido. Así que, adelante. Si pensáis que tenéis una buena historia que contar no dudéis lo más mínimo en escribirla y publicarla.

  • Para finalizar, dile algo a los lectores del periódico para que se animen a viajar al Cabo del Fin del Mundo, con tu libro.

“El Cabo del Fin del Mundo” es una caja de sorpresas. No es un libro más de extraterrestres, hay un misterio mucho mayor por descubrir y una gran batalla intergaláctica al final de este tortuoso camino. Además, podrán vivir junto con los protagonistas situaciones divertidas, tristes, de amor y desamor, pero sobre todo mucha aventura. Podrán viajar por mundos extraños y volver a casa a tomar fuerzas, mientras contemplan esas maravillosas puestas de sol desde el Cabo Finisterre. 

Resaltaría dos mensajes que están presentes en la obra. El primero, que nunca se debe perder la Fe en lo que uno hace, en sus amigos y en uno mismo. Y el segundo, es que juntos podemos hacer frente a cualquier situación adversa que se nos presente, aunque sea como en este caso enfrentarse a la mayor batalla galáctica jamás contada.

Mediante este QR podéis acceder al booktrailer del libro:

Gracias, G. Vicente-Arche, por habernos dejado conocerte, y por la maravilla de libro que has creado, te deseo lo mejor con él.

Mis Lecturicas

¡Compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *