La otra cara del salario mínimo interprofesional

José Blas Fernández

A medio plazo veremos resultados de la subida del salario mínimo interprofesional y ahí nos daremos cuenta del error

En Europa, hablar del  salario mínimo interprofesional hace diez años no  parecía importante, pero, sin embargo, desde aproximadamente el 2015 y tras las políticas del austeridad fiscal y liberalización del mercando laboral, ha aumentado el salario mínimo interprofesional para que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo, pensando en que el consumo iba a ser la auténtica moneda de cambio para relanzar los mercados. En España, el pasado 2019 se incrementó un 22,3% dicho salario. Es decir, pasó mensualmente de 735,90 a 900 euros y para este 2020, se ha acordado que éste se sitúe en 950 euros. Es decir, lo que parecía pacífico ha hecho revolucionar a muchos agentes que junto a esta subida tienen ahora que incrementar el importe de la Seguridad Social y exponen que es inasumible dicho incremento.

La subida que se nos ha presentado va a afectar de lleno a decenas de convenios colectivos, donde éstos se verán mermados en muchas categorías en favor de dicho salario mínimo, lo que conlleva una desigualdad importante en el cometido de categorías profesionales, pues las que estaban reconocidas con menor responsabilidad se le incrementa el salario  y las de mayor, posiblemente la subida no llegue ni al 1,5% por estar por encima de dicho salario mínimo.

Es decir, se practica una desigualdad que ya ha encendido las luces de las pymes y micropymes al sobrevivir prácticamente por el bajo consumo y aplicar salarios que no son viables más que para el cierre de pequeñas empresas, pues veremos mayor economía sumergida y un estancamiento de las afiliaciones a la Seguridad Social, ya que  aun cuando ésta recaude algunos millones en cuotas, el empleo no prolifera y las jornadas de trabajo disminuirán de mutuo acuerdo entre empresas y trabajadores, o de lo contrario se verán abocados a miles de despidos objetivos.

Si a esto le añadimos las manifestaciones de los agricultores, que han anunciado movilizaciones, no cabe duda de que  o no fue acertada la subida del pasado año, o esta de 50 euros mensuales va a rematar y va a poner de frente lo que debió hacerse paulatinamente. A medio plazo veremos resultados y ahí nos daremos cuenta del error que supone prometer reformas y contra-reformas y luego no poder aplicarlas, pues con este panorama,  el mercado laboral va a tener una importante ralentización que no será más que valorar la otra cara de la moneda que tiene el salario mínimo.

José Blas Fernández Sánchez

Presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Graduados Sociales
@Jblasfernandez

¡Compartir!

2 Respuestas a “La otra cara del salario mínimo interprofesional”

  1. Gran. Análisis y a la vez una desgracia que aumentará el trabajo en negro y disminuirá las cotizaciones como bien explica D.Blas.

  2. Totalmente de acuerdo en lo que escribe D.Jose Blas..
    Este aumento del 5,55% ( de 900 a 950 €), va a llevar a no poder mantener empleos y a no contratar a nuevos empleados , en un momento de tanta incertidumbre económica y social .
    Lo que va a provocar ,un aumento del paro , y recesión económica .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *