El día del graduado social

El pasado día 27 de Octubre, la entidad AUDIOLIS, excelente empresa dedicada a la formación en su conjunto, donde los Graduados Sociales también son colaboradores en sus distintas facetas de relación permanente con el mundo del trabajo, ha tenido el gesto (lo cual le honra), de propiciar la celebración del día del Graduado Social, lo que al conjunto de esta profesión colegiada, ha sido como un revulsivo para poner como el aceite sobre el agua, la verdadera misión y el verdadero trabajo que esta profesión universitaria posee en el mundo de las relaciones laborales.

Los Graduados Sociales, que en su marco histórico nacieron en el año 1925, con la creación de las entonces Escuelas Sociales y su posterior adscripción a las Facultades de Derecho, se refundieron y centraron sus estudios fundamentalmente en las materias que integran el Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Estos profesionales que vieron la luz gracias a la iniciativa del entonces Ministro de Trabajo, Comercio e Industria, Eduardo Aunós, pasaron a depender del Ministerio de Trabajo con el carácter r de “Escuela Social”. Un largo camino ha hecho que los colegios profesionales repartidos por nuestra geografía hayan sabido prosperar en ese ejercicio libre de la profesión y los logros conseguidos han sido muy importantes, por lo que el mundo del trabajo ya acoge a estos estudios universitarios con la calificación de Grado y se hacen indispensables en todos los campos del mundo socio-laboral.

Audiolis, convencida de que apostaba por esta profesión y que lo hacía a sabiendas de conseguir ese Día del Graduado Social con éxito, emprendió una campaña apoyada en el Consejo General de Colegios y en el Consejo Andaluz de Graduados Sociales, donde las adhesiones han sido múltiples y donde quienes “votaban” por la celebración de dicho día han tenido un resultado de éxito. Visto que este día ha sido el idóneo y de hecho ya se tiene como algo propio, no cabe duda que esta maldita pandemia que nos envuelve ha tenido y tiene toda una parte negativa donde el mundo del trabajo se ha tambaleado y se tambalea porque no ve y no encuentra el ojo de salida del puente, pero ahí han estado los Graduados Sociales, como profesión esencial, trabajando día y noche, domingos y festivos, interpretando normas, aplicando reales decretos, improvisando la inseguridad jurídica que se legislaba y trabajando para que millones de trabajadores pudieran estar bajo el paraguas de los ERTEs y al menos, cubrir parte de ese deseo del sustento en el que España, concretamente y por supuesto todos los países, han caído y pese a esa lucha titánica contra el COVID, aún la batalla no se ha podido vencer, pero los Graduados Sociales, unidos bajo su aureola y protección profesional de sus Colegios, han estado animando, formando e informando de tantas necesidades profesionales como la propia administración había dejado a tantos miles de trabajadores, pero si no llega a ser por este colectivo indispensable, las administraciones no hubiesen sido capaces de asumir correctamente tantísima improvisación. Por eso, pese a que ha transcurrido gran parte de la pandemia y se han ido cumpliendo los parámetros jurídicos que estos profesionales han sabido aplicar, las relaciones laborales se han visto sorprendidas por el buen hacer de un colectivo que bajo su emblema de la Justicia Social, ha hecho posible encauzar a tantas empresas y trabajadores en la senda y en el camino de las soluciones, que es ahí donde precisamente se han dado cuenta en esta sociedad civil que estos profesionales, junto a otros muchos, son los que han protegido el mundo del trabajo. Por eso, Audiolis convencida de su acertada propuesta y rodeada de pymes, empresas en general, autónomos, trabajadores y administraciones, ha sacado a flote la valía de esta profesión que en sus despachos profesionales como juristas del mundo socio-laboral han señalado un antes y un después de esta pandemia y lo han señalado y ajustado con esa entrega que les caracteriza y donde estos profesionales junto a sus colaboradores y dejándose la piel, han sacado adelante un trabajo aparentemente anónimo, pero que en definitiva, ellos han sido los que tienen que ser reconocidos por su labor y entrega.

A partir de ahora, los Graduados Sociales colegiados tienen su Día 27 de Octubre, por méritos propios y por simpatía, las Facultades de Ciencias del Trabajo, cuando afloren a sus alumnos al mundo laboral saben que quienes les precedieron fueron unos excelentes universitarios que supieron en los momentos de una de las mayores dificultades por las que pasaba España remolcar los problemas que existían en la sociedad, para que no se cayera en un abismo y todos los que forman estas relaciones laborales, incluida la Jurisdicción Social, tengan a un intermediario que se llama Graduado Social.

Por ello, recordemos a partir de ahora que el Día 27 de Octubre es el día del Graduado Social.

Fdo.: José Blas Fernández Sánchez.

¡Compartir!

4 Respuestas a “El día del graduado social”

  1. Magnifica profesión que cada día esta mas reconocida por el esfuerzo de sus profesionales y como no, por ese icono trabajador incansable y veterano artífice, que es Pepe Blas para los amigos y Don Jose Blas para quienes le admiramos.

  2. Magnifica exposición de una gran profesión hecha con un gran esfuerzo y con muchos palos en las ruedas. Tengo que reconocer cómo han subido en el respecto universitario y procesal y de estas circunstancias sabe mucho este columnista . Feliz día

    1. El fruto del esfuerzo de los graduados sociales que llevan trabajando más de 30 años, se encuentra ahora con un gesto a modo de recordatorio y festividad en el calendario. Compañeros como José Blas y tantos otros han dado lugar a la situación actual de la profesión. Camino duro, lleno de fatigas y sin sabores que ahora tienen un reconocimiento. Gracias Pepe por tu dedicación y esfuerzo

  3. Me parece magnífica la labor de estos juristas que se han ganado a pulso el puesto que poseen en la sociedad, el autor es muy conocedor de esta trayectoria por haberla vivido y luchado en primera persona, por eso quiero dejar constancia de que aunque soy del cuerpo de magistrados de lo social (jubilada), siempre reconocí a los Graduados Sociales como a los mejores profesionales del derecho laboral. Me alegro de que tengáis ese día a vuestro reconocimiento y aunque todavía os quedan logros, con gente como Blas seguro de que se conseguirá todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *