Profesionales al borde de un ataque de nervios

En estos días donde todos estamos advertidos de no salir a la calle más que lo imprescindible, la gran mayoría, salvo excepciones contadas, están totalmente desbordados por los muchos cometidos que han ido dejando atrás y porque la vida ha continuado para otros como si nada hubiese ocurrido, pues existen muchas actividades que no han podido parar, porque entonces en vez de paralización de la sociedad en su conjunto, estaríamos anestesiados por unos pocos de meses.