Unos presupuestos preñados de debilidades y huecos

En estos momentos llevamos ejecutando los Presupuestos del Ministro Montoro que, bajo la tutela del Gobierno de Rajoy, es lo que hasta en la actualidad se vienen prorrogando y aplicando sus partidas de hace tres años desfasadas e ineficaces en los momentos de hoy.

El Gobierno de Sánchez que quiere tener su propia tarjeta de visita, desea que las cuentas del Gobierno, ya en trámite parlamentario, salgan de cualquier manera con el fin de que los socios de su gobierno y los Grupos Parlamentarios afines, le puedan dar el veredicto de publicarlos a la mayor brevedad posible, pero claro, estos presupuestos que ya están preñados en el vientre del gobierno carecen de tantas necesidades que no tienen más remedio que fracasar estrepitosamente porque la situación, tanto de la pandemia como de la economía de nuestro país, está tan económicamente débiles que no pueden dar un paso adelante para contener el tsunami económico que viene lleno de impurezas y de carencias por todas las partes de nuestra geografía.

El desempleo está aumentando poderosamente, las pymes, micropymes y autónomos, gracias al paraguas de los ERTES, han respirado unos meses, pero ya se atisba la de miles de despidos que van a aumentar las cuentas del desempleo. Las pensiones aumentan por la cantidad de prejubilaciones por culpa del miedo que está floreciendo a la Seguridad Social, sin contar con la cantidad de millones que los gastos sanitarios nos van a imponer frente a tantos imprevistos que desborda cualquier planteamiento de una economía normal.

Europa va a prestarnos, al igual que a los países de la Unión, una serie de millones que ya de antemano no sabemos cómo se van a devolver, sin contar con los “regalos” que hay que hacerles a partidos como Bildu o ERC que como aliados ya están exigiendo prebendas de todo orden para hacer frente a sus intereses, como si fueran islotes que no dependen nada más que Madrid para sacarnos sus dineros, por lo que en ese “prometo y no puedo” o “te daré en otro momento” estamos ante unos presupuestos inflados, pero carentes de contenido porque no tienen más que el objetivo de endeudarse, pero nunca del ahorro ni del pago a tantísima deuda como en estos momentos llevamos encima.

Hacer presupuestos irreales e insolventes como son los de este Gobierno ni sirven para recuperar el empleo destruido, ni están abocados a rescatar nuestra economía, pues es todo lo contrario, lanzar a España de cabeza hacia la bancarrota y estar con la espada de Damocles y condenada al rescate para financiar la deuda hoy existente.

Estamos viendo el debate presupuestario, estamos comprobando cómo es fácil encontrar aliados para llevar a cabo la votación positiva, pero no tenemos unos presupuestos que puedan sacar adelante las cuentas, pues a menor empleo menor IRPF, a menor consumo, menor IVA, a mayor destrucción de mercantiles, menor recaudación de impuestos, a menor empleo, mayores prestaciones sociales y mayores aportaciones del gobierno para tirarlo en saco roto y lo que es peor, para aumentar la miseria y la ruptura de tantos proyectos de futuro que por más que se quieran inventar nuevos impuestos y mayor carga fiscal para los llamados “ricos”, al final son presupuestos con doble filo que ensombrecen a las clases medias y empobrecen el avance por una mayor justicia social. Sacar los presupuestos solamente por número de votos en el Congreso no es más que un contubernio político para aparentar que hay nueva tarjeta de visita, pero mueren las inversiones, caen los proyectos, se duerme la productividad y cierran las fábricas y la crisis del 2008 se va a quedar en pañales de lo que a España se le avecina y lo que es peor, sin haber llegado la vacuna que es la única llave para empezar de cero y para terminar, tenemos la cifra escalofriante del PIB en el tercer trimestre de este 2020 que es nada menos de 287.363 millones de euros, con lo que España se sitúa como la economía número once en el ranquin de los cincuenta países más pertrechados, pues ese 16,7% marca que España se está empobreciendo, la juventud no tiene horizonte para el empleo y los que lo han tenido lo han perdido, por lo que las futuras generaciones seguirán endeudadas por mucha lluvia de millones que nos puedan prestar.

Fdo.: José Blas Fernández Sánchez.

¡Compartir!

3 Respuestas a “Unos presupuestos preñados de debilidades y huecos”

  1. Magnífica exposición donde se nota la formación de un columnista. Le felicito por tantas verdades juntas. Lastima de España.

  2. Desde luego se refleja cómo está España y como debemos estar preparados para lo que nos venga. Es una situación muy deprimente y los presupuestos están verdaderamente hinchados y creo que el gasto público hay que rebajarlos, empezando por tantos asesores y enchufados como hay en todas las administraciones, Esto no se soporta y el caos está afinando la destrucción del empleo y desaparición del tejido empresarial, es decir toda una ruina y pobres clases medias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *